Sobre mí 1

¡Hola, soy Francis Lamadrid!

Aliento a las personas para que vivan su propósito, sin autoengaños, y puedan disfrutar de su vida con abundancia

Sobre mí 2

Me siento una alquimista, que sigue explorando muchas cosas de sí misma.

Si tuviera que buscar afinidad con el mundo animal, podría ser un camaleón por lo adaptativa, una hormiguita por lo perseverante, un águila por el placer de volar alto, un dromedario por la resiliencia,  o un delfín por la alegría.

También podría ser un submarino, porque no pasa nada si dejo de estar a flote por un tiempo.

Fui rebelde con lo establecido desde pequeña.  Las personas adultas afirmaban cosas que en mi interior no encontraban eco, les escuchaba y pensaba “eso no me lo creo, eso no es así”. 

Empecé a darme cuenta que llevaba dentro una caja de resonancia, un oráculo y traté de escucharlo.

Después, durante la adolescencia y juventud olvidé esa referencia interna y traté de adaptarme, compararme y competir para demostrar al mundo que valía. Estudié mucho, cursé dos carreras universitarias y tuve una serie de relaciones de amistad, sentimentales y laborales que me llevaron a un callejón sin salida. Me sentía estancada, necesitaba un cambio, y ¡No veía cómo hacerlo!

En medio de esta crisis, me enfermé. Di bastantes vueltas para saber qué enfermedad padecía; tenía mucho miedo a que fuera algo de tipo neurológico.

Después de muchas pruebas me diagnosticaron un cuadro severo de fibromialgia; estaba tan dolorida que me costaba levantarme de la cama.

Hice un cambio total de vida: me cambié de ciudad, dejé una relación “tóxica”, y ciertos hábitos que no me iban bien. Comencé a meditar e hice las paces con el pasado (malos rollos, ex, decepciones, etc..) y al cabo de un año, ocurrió el milagro: Recuperé la salud.

Aprendí a escuchar a la vida; pude constatar que lo sutil, lo emocional, manda sobre lo físico, en este caso, la biología.

Monté un despacho, asesoría jurídica, donde trabajaba 12 horas diarias, y sobre todo, donde pude observar en primera fila cómo se desarrollan los conflictos entre las personas. Comunidades de vecinos, litigios, disputas por herencias, etc… Llegaba a casa exhausta y diciéndome, “tiene que haber algo más, esto no puede ser todo”. Sentía un vacío incómodo, y como si algo desconocido pugnara por salir y manifestarse.

En medio de todo esto, fui madre, me divorcié y me estresé mucho: me costó conciliar mi profesión con las tareas familiares.

Tenía la sensación de estar luchando con la vida. Llegó un momento en que tuve que tomar, por coherencia una decisión, ya que había empezado a dar talleres de crecimiento personal y mi corazón me pedía tirar por ahí.

La decisión era arriesgada porque el despacho iba bien, sin embargo, mi ser me pedía abrirme a un nuevo propósito de vida. Así que salté al vacío.

Llegaron las señales, más y más… Era mi camino. Comencé a dar charlas y a impartir talleres de coaching, PNL, de tipo energético y a hacer directos en youtube y redes sociales. En seguida, pude confirmar que mi propósito, mi Ikigai, como dicen los japoneses, era compartir lo que llamo “la buena nueva”.

Facilitar el mapa y los recursos para el desarrollo del potencial único de cada Ser: la “marca personal” que traemos en nuestro código genético.

Aliento a las personas para que vivan su propósito, sin autoengaños, y puedan disfrutar de su vida con abundancia.

Así he llegado hasta aquí y sigo aprendiendo.

Gracias al camino que he realizado y mi experiencia, puedo ayudarte a que sea más fácil tu proceso de transformación

Esto es lo que dicen algunas personas que he acompañado

Únete a esta comunidad de Visionari@s
Súmate y no te pierdas las claves y entrenamientos que facilito para activar tu poder de creación. Di SI a vivir según tu visión y propósito
Recibe un regalo especial con tu suscripción.
Únete a esta comunidad de Visionari@s
Súmate y no te pierdas las claves y entrenamientos que facilito para activar tu poder de creación. Di SI a vivir según tu visión y propósito
Recibe un regalo especial con tu suscripción.
Bienvenido a nuestra comunidad. Recibirás un email con enlace a un video especial de regalo para tí.
# Hola, tengo un regalo para ti